Precauciones adicionales que tomaremos en respuesta al coronavirus
Mientras continúan las actualizaciones sobre el impacto del coronavirus, queremos tomarnos un momento para informarle sobre nuestra decisión de implementar medidas preventivas más estrictas en el Hospital San Juan Capestrano con el fin de mantener a salvo a nuestros pacientes/clientes/invitados, sus familias y nuestros empleados. Todos los esfuerzos están guiados por y en cumplimiento de las recomendaciones distribuidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Tenga en cuenta que, por la seguridad de nuestros pacientes, de sus familias y de nuestro personal, ya no se permiten visitas en el Hospital San Juan Capestrano.

  • Esta restricción ha sido implementada de conformidad con las regulaciones corporativas y estatales vigentes para reducir aún más los riesgos asociados con el COVID-19.
  • Por ahora se están investigando métodos alternativos de comunicación, incluyendo la telesalud, que se podrán ofrecer cuando se considere clínicamente apropiado.

Para información específica relacionada con estos cambios y limitaciones, por favor contáctenos directamente.

Monitoreamos las actualizaciones de los CDC constantemente para garantizar que todas las pautas que seguimos sean con base en la información más reciente.

  • Todo el personal ha recibido capacitación en prevención y control de infecciones.
  • Se han brindado pautas exhaustivas de desinfección e higiene.
  • Los suministros para el cuidado del paciente, como mascarillas y desinfectante para manos, están siendo monitoreados y utilizados.
  • Se han revisado los contratos de servicios de limpieza para obtener ayuda adicional.
  • Los artículos del equipo de protección personal se revisan periódicamente para garantizar que su almacenamiento sea adecuado y seguro.
  • Se han mejorado los protocolos de detección.
  • Los carteles informativos de los CDC están exhibidos para proporcionar recordatorios importantes sobre los procedimientos adecuados de prevención de infecciones.
  • Hemos establecido una comunicación permanente con nuestro departamento de salud local para recibir importantes actualizaciones específicas para esta comunidad.

La seguridad de nuestros pacientes, sus familias y nuestros empleados es nuestra principal prioridad, y seguiremos firmes en nuestros esfuerzos para reducir cualquier riesgo asociado al COVID-19.

Los CDC han emitido una lista de consejos fáciles que pueden ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Cubra su tos o estornudos con un pañuelo desechable y luego tírelo inmediatamente.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que tocan con frecuencia.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Si está enfermo, quédese en casa, a menos que necesite recibir atención médica.

Para información detallada sobre el COVID-19, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

Signos y Síntomas del Pensamiento Suicida

Podemos ayudar a que tanto adolescentes como adultos se recuperen de sus condiciones emocionales, psiquiátricas o adictivas, brindándoles la confianza que necesitan para tener un futuro con esperanza.

Entender la Ideas Suicidas

Las ideas suicidas son preocupaciones con la muerte que suelen ser intrusivas e indicativas de la presencia de una enfermedad mental. Este tipo de pensamientos inadaptivos generalmente ocurren en respuesta al estrés y a la capacidad que tiene una persona de lidiar eficazmente con dicho estrés. La severidad de las ideas suicidas puede variar desde pensamientos fugaces sobre la muerte hasta planes detallados sobre cómo quitarse la vida.

La presencia de estos pensamientos no infiere explícitamente que la persona intentará suicidarse. Sin embargo, si la persona lucha con estas ideas suicidas durante un periodo de tiempo prolongado, el riesgo de suicidio puede aumentar exponencialmente. Aquellas personas que están constantemente preocupadas con su propia muerte suelen recurrir a las conductas autolesivas como un medio para aliviar su angustia emocional y están en riesgo de desarrollar un abuso de sustancias. Si usted, un amigo o un miembro de su familia están luchando con pensamientos suicidas, es crucial obtener la asistencia de un especialista en salud mental. Existen opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a aliviar este tipo de pensamientos y tratar cualquier padecimiento existente de salud mental que pudiera estar causando las ideas suicidas angustiantes.

Causas y Factores de Riesgo de las Ideas Suicidas

Existen varias causas y factores de riesgo que pueden incrementar la vulnerabilidad de una persona al desarrollo de ideas suicidas. Las siguientes nociones ampliamente aceptadas entre los profesionistas especializados en el campo de la salud mental explican cómo y por qué una persona puede desarrollar este tipo de pensamientos inadaptivos:

Factores genéticos: Aunque las ideas suicidas en sí no se heredan, los padecimientos de salud mental que las causan pueden ser heredados de nuestros padres biológicos. La probabilidad de que una persona tenga ideas suicidas puede depender de sus antecedentes genéticos si existe el factor de una enfermedad mental y esto es especialmente cierto cuando hay antecedentes familiares de depresión, trastorno bipolar y ansiedad. Este tipo de predisposición genética infiere que las ideas suicidas pueden heredarse inadvertidamente.

Factores físicos: Los investigadores han determinado que las personas que tienen ideas suicidas presentan un desequilibrio en los neurotransmisores del cerebro. Estos neurotransmisores tienen la función de transmitir mensajes por todo el cuerpo, además de regular las emociones y los estados de ánimo. Si los neurotransmisores no han llegado a la homeostasis, el estado de ánimo de la persona puede desestabilizarse, lo que pudiera propiciar el diagnóstico de una enfermedad mental. Cuando este es el caso, es posible que la persona presente ideas suicidas si dicha enfermedad incluye la ideación suicida como un síntoma.

Factores ambientales: Hay varias influencias ambientales que pueden causar que una persona desarrolle síntomas de un padecimiento de salud mental, particularmente las ideas suicidas. Aquellas personas que experimentan un estrés continuo, son víctimas de un crimen, padecen de abuso y/o abandono o pierden a un ser querido debido al suicidio pueden deprimirse y pensar potencialmente en su propia muerte. Adicionalmente, las personas que carecen de las aptitudes necesarias para lidiar con el estrés o que no cuentan con el apoyo adecuado de otras personas pueden desarrollar ideas suicidas si el estrés elevado en un factor presente en sus vidas. Por último, si una persona pierde su empleo, tiene dificultades financieras o enfrenta el fracaso académica, es posible que se manifiesten las ideas suicidas.

Factores de Riesgo:

  • Red de apoyo deficiente
  • Indigencia / pobreza
  • Ser víctima de hostigamiento psicológico o moral
  • Ser víctima de un crimen
  • Fracaso académico
  • Pérdida del empleo
  • Antecedentes familiares de enfermedades mentales
  • Antecedentes personales de enfermedades mentales
  • Enfermedades mentales sin diagnosticar
  • Exposición al trauma, al abuso y/o al abandono
  • Experimentar la pérdida de un amigo o un ser querido
  • Antecedentes personales de uso de sustancias nocivas

Indicios y Síntomas de las Ideas Suicidas

Debido a que las ideas suicidas tienen lugar en la mente de la persona, es importante mantenerse al pendiente de otros indicios que indiquen que dicha persona está teniendo pensamientos continuos sobre la muerte. Los siguientes son indicios y síntomas de las ideas suicidas y deben ser mencionados a los profesionistas de salud mental en caso de que se realice una valoración para evaluar las necesidades de cuidados psiquiátricos:

Síntomas del comportamiento:

  • Amenazas de conductas autolesivas
  • Uso o abuso de drogas y/o alcohol
  • Cambios en el temperamento
  • Cambios extremos en el estado de ánimo
  • Participar en conductas riesgosas
  • Hablar sobre la muerte o escribir sobre este tema
  • Aislamiento social o retraimiento
  • Conductas autolesivas
  • Disminución en el interés por las cosas que anteriormente se disfrutaban

Síntomas físicos:

  • Aumento o pérdida de peso
  • Higiene inadecuada
  • Ataques de pánico
  • Insomnio o hipersomnia

Síntomas cognitivos:

  • Pensamientos intrusivos sobre la muerte
  • Incapacidad para cumplir con las responsabilidades o los deberes
  • Falta de enfoque
  • Afectación de la memoria
  • Incapacidad para concentrarse

Síntomas psicosociales:

  • Irritabilidad
  • Incapacidad para sentir placer
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Sentimientos de desesperanza o impotencia
  • Agitación
  • Niveles de ansiedad elevados
  • Estado de ánimo depresivo

Si usted piensa que está teniendo una crisis o si tiene pensamientos de lastimarse a sí mismo o a otras personas, por favor llame al 9-1-1 o acuda de inmediato a la sala de emergencias más cercana.

Efectos de las Ideas Suicidas

Si las ideas suicidas persisten por mucho tiempo, es probable que la persona las lleve a cabo mediante un proceso de pensamiento inadaptivo. Las personas que luchan contra las ideas suicidas y no reciben la ayuda de un profesionista de salud mental son más propensas a intentar el suicidio. Los siguientes son algunos efectos potenciales que pueden ocurrir cuando una persona lucha contra las ideas suicidas. Estos efectos pueden prevenirse a través de un tratamiento eficaz de salud mental:

  • Cicatrices o daños permanentes en los tejidos
  • Conductas autolesivas recurrentes
  • Daños en el cerebro
  • Parálisis
  • Estado de coma
  • Hemorragia
  • Huesos rotos
  • Daños en los órganos o insuficiencia orgánica
  • Muerte prematura debido a un acto suicida

Trastornos Concurrentes

A menudo, las ideas suicidas pueden indicar que una persona está sufriendo de uno o más padecimientos de salud mental. Los trastornos enlistados a continuación incluyen a las ideas suicidas como un síntoma y ameritan la implementación de aptitudes sanas para lidiar con los problemas en caso de que la persona reciba un tratamiento para una o más enfermedades mentales:

  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastorno esquizoafectivo
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno de adaptación
  • Trastornos de la alimentación
  • Esquizofrenia
  • Trastornos de uso de sustancias nocivas
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos depresivos
  • Trastorno dismórfico corporal

Sin el Hospital San Juan Capestrano no hubiese podido superar mi tristeza. ¡Me encuentro eternamente agradecida por su ayuda!

– Isabella R.