Precauciones adicionales que tomaremos en respuesta al coronavirus
Mientras continúan las actualizaciones sobre el impacto del coronavirus, queremos tomarnos un momento para informarle sobre nuestra decisión de implementar medidas preventivas más estrictas en el Hospital San Juan Capestrano con el fin de mantener a salvo a nuestros pacientes/clientes/invitados, sus familias y nuestros empleados. Todos los esfuerzos están guiados por y en cumplimiento de las recomendaciones distribuidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Tenga en cuenta que, por la seguridad de nuestros pacientes, de sus familias y de nuestro personal, ya no se permiten visitas en el Hospital San Juan Capestrano.

  • Esta restricción ha sido implementada de conformidad con las regulaciones corporativas y estatales vigentes para reducir aún más los riesgos asociados con el COVID-19.
  • Por ahora se están investigando métodos alternativos de comunicación, incluyendo la telesalud, que se podrán ofrecer cuando se considere clínicamente apropiado.

Para información específica relacionada con estos cambios y limitaciones, por favor contáctenos directamente.

Monitoreamos las actualizaciones de los CDC constantemente para garantizar que todas las pautas que seguimos sean con base en la información más reciente.

  • Todo el personal ha recibido capacitación en prevención y control de infecciones.
  • Se han brindado pautas exhaustivas de desinfección e higiene.
  • Los suministros para el cuidado del paciente, como mascarillas y desinfectante para manos, están siendo monitoreados y utilizados.
  • Se han revisado los contratos de servicios de limpieza para obtener ayuda adicional.
  • Los artículos del equipo de protección personal se revisan periódicamente para garantizar que su almacenamiento sea adecuado y seguro.
  • Se han mejorado los protocolos de detección.
  • Los carteles informativos de los CDC están exhibidos para proporcionar recordatorios importantes sobre los procedimientos adecuados de prevención de infecciones.
  • Hemos establecido una comunicación permanente con nuestro departamento de salud local para recibir importantes actualizaciones específicas para esta comunidad.

La seguridad de nuestros pacientes, sus familias y nuestros empleados es nuestra principal prioridad, y seguiremos firmes en nuestros esfuerzos para reducir cualquier riesgo asociado al COVID-19.

Los CDC han emitido una lista de consejos fáciles que pueden ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Cubra su tos o estornudos con un pañuelo desechable y luego tírelo inmediatamente.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que tocan con frecuencia.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Si está enfermo, quédese en casa, a menos que necesite recibir atención médica.

Para información detallada sobre el COVID-19, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

Signos y Síntomas del Trastorno de Estrés Postraumático

Podemos ayudar a que tanto adolescentes como adultos se recuperen de sus condiciones emocionales, psiquiátricas o adictivas, brindándoles la confianza que necesitan para tener un futuro con esperanza.

Entender la Estrés Postraumático

El trastorno de estrés postraumático, también conocido como TEPT, es un padecimiento de salud mental diagnosticable que se manifiesta después de sufrir un trauma. Los síntomas de esta enfermedad mental generalmente ocurren en personas que atestiguan, experimentan o tienen conocimiento de un trauma, además que pueden causar una angustia considerable. Este trastorno incluye síntomas de hiperactivación, reexperimentación y evitación y puede alterar diversas áreas de la vida de una persona.

Algunos ejemplos de los traumas que pueden conllevar eventualmente a la manifestación del trastorno de estrés postraumático incluyen ser víctima de abuso o de un crimen, experimentar la muerte repentina de un ser querido, sobrevivir a un desastre o accidente y/o exponerse a la guerra. Las personas que luchan con esta enfermedad suelen experimentar niveles elevados de ansiedad, respuestas de sobresalto exageradas y sentimientos continuos de pánico. Si una persona permite que estos síntomas persistan, puede volverse más vulnerable al desarrollo de otras enfermedades mentales, además de enfrentar problemas de abuso de sustancias y sufrir de afectaciones en su vida social, familiar, académica y/o ocupacional. Las personas que crean estar luchando con estos conflictos o que observen síntomas del TEPT en sus seres queridos deben consultar a un profesionista de salud mental para comentar la necesidad de someterse a un tratamiento y las opciones que pudieran ajustarse a las necesidades individuales del enfermo.

Causas y Factores de Riesgo de la Estrés Postraumático

Aunque se sabe que la experimentación de un trauma desencadena la aparición del trastorno de estrés postraumático, hay una serie de factores adicionales que contribuyen al desarrollo de este padecimiento de salud mental. Las siguientes son explicaciones ampliamente aceptadas por los profesionistas de salud mental que detallan las causas y los factores de riesgo del TEPT:

Factores genéticos: Las personas con antecedentes familiares de trastornos de ansiedad son más susceptibles al desarrollo del TEPT después de un evento traumático. Debido a esta conclusión, el trastorno de estrés postraumático puede tener una influencia genética.

Factores físicos: Los individuos que cumplen con ciertos criterios de diagnóstico del trastorno de estrés postraumático suelen experimentar cambios estructurales en sus cerebros. Mediante el uso de estudios de neuroimágenes, se ha determinado que estos cambios estructurales probablemente son causados por los cambios químicos que ocurren en personas con el TEPT. Estos cambios químicos son responsables de los estados de ánimo disregulados que sufren los enfermos y también son la causa probable de los sentimientos continuos de ansiedad que experimentan.  

Factores ambientales: La aparición de los síntomas del trastorno de estrés postraumático depende mucho del entorno de la persona, ya que las circunstancias o los eventos traumáticos provocan este padecimiento de salud mental. Las probabilidades de desarrollar este trastorno también pueden ser mayores si la persona presenta niveles de estrés crónicos antes de experimentar, atestiguar o enterarse del trauma.

Factores de Riesgo:

  • Falta de aptitudes sanas y adecuadas para enfrentar los problemas
  • Exposición al trauma, al abuso, al abandono y/o a la violencia
  • Niveles de estrés crónicos
  • Antecedentes familiares de trastornos de ansiedad
  • Ser mujer
  • Trastornos de ansiedad preexistentes u otros padecimientos de salud mental
  • Contar con un sistema de apoyo inadecuado

Indicios y Síntomas de la Estrés Postraumático

Si una persona atestigua, experimenta o tiene conocimiento de un trauma severo, los síntomas del TEPT que pueden ocurrir como resultado de ello pudieran ser severos y requerir de un tratamiento de salud mental a fin de aliviar los síntomas de esta enfermedad mental. Los siguientes indicios y síntomas indican que una persona pudiera estar luchando con el trastorno de estrés postraumático después de sufrir de algún tipo de trauma:

Síntomas de reexperimentación:

  • Pesadillas recurrentes
  • Escenas retrospectivas que hacen sentir a la persona como si el trauma estuviese ocurriendo nuevamente
  • Recuerdos intrusivos sobre el trauma
  • Reacciones fisiológicas al recordar el trauma (por ejemplo, sudoración, respiración difícil, aceleración de la frecuencia cardiaca)

Síntomas de evitación:

  • Evitar a personas, lugares o situaciones que hagan recordar al trauma
  • Sensación de desconexión con el mundo a su alrededor
  • Sensación de desesperanza sobre el futuro
  • Disminución en el interés por las cosas o actividades que anteriormente se disfrutaban
  • Incapacidad para recordar detalles sobre el trauma

Síntomas del hiperactivación:

  • Respuesta de sobresalto exagerada
  • Concentración deficiente
  • Incapacidad para dormir
  • Preocupaciones continuas sobre un suceso catastrófico inminente
  • Sentirse extremadamente nervioso o ansioso
  • Arranques de ira

Si usted piensa que está teniendo una crisis o si tiene pensamientos de lastimarse a sí mismo o a otras personas, por favor llame al 9-1-1 o acuda de inmediato a la sala de emergencias más cercana.

Efectos de la Estrés Postraumático

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático pueden causar una afectación considerable en la vida de una persona en caso de que no reciba el tratamiento adecuado. Los efectos enlistados a continuación tienen el potencial de afectar cada área de la vida de una persona y causar un impacto duradero en su bienestar en general:

  • Disminución en la cantidad y la calidad de las relaciones interpersonales
  • Dolor crónico
  • Desarrollo de un problema de abuso de sustancias
  • Ideas suicidas
  • Conductas autolesivas
  • Intentos suicidas
  • Pérdida del empleo
  • Aislamiento social o retraimiento
  • Mal desempeño académico
  • Fracaso académico
  • Afectación del funcionamiento ocupacional
  • Desarrollo de otro padecimiento de salud mental
  • Discordia familiar

Trastornos Simultáneos

Los síntomas angustiantes del trastorno de estrés postraumático pueden provocar la aparición de síntomas relacionados con otro padecimiento de salud mental. Los siguientes trastornos pudieran ser diagnosticados junto con un diagnóstico clínico del trastorno de estrés postraumático. Estos trastornos también pueden requerir de tratamiento si la persona recibe atención de salud mental para el TEPT:

  • Trastornos depresivos
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de pánico
  • Trastornos de uso de sustancias nocivas
  • Trastorno de ansiedad social
  • Fobias específicas

Sin el Hospital San Juan Capestrano no hubiese podido superar mi tristeza. ¡Me encuentro eternamente agradecida por su ayuda!

– Isabella R.