Precauciones adicionales que tomaremos en respuesta al coronavirus
Mientras continúan las actualizaciones sobre el impacto del coronavirus, queremos tomarnos un momento para informarle sobre nuestra decisión de implementar medidas preventivas más estrictas en el Hospital San Juan Capestrano con el fin de mantener a salvo a nuestros pacientes/clientes/invitados, sus familias y nuestros empleados. Todos los esfuerzos están guiados por y en cumplimiento de las recomendaciones distribuidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Tenga en cuenta que, por la seguridad de nuestros pacientes, de sus familias y de nuestro personal, ya no se permiten visitas en el Hospital San Juan Capestrano.

  • Esta restricción ha sido implementada de conformidad con las regulaciones corporativas y estatales vigentes para reducir aún más los riesgos asociados con el COVID-19.
  • Por ahora se están investigando métodos alternativos de comunicación, incluyendo la telesalud, que se podrán ofrecer cuando se considere clínicamente apropiado.

Para información específica relacionada con estos cambios y limitaciones, por favor contáctenos directamente.

Monitoreamos las actualizaciones de los CDC constantemente para garantizar que todas las pautas que seguimos sean con base en la información más reciente.

  • Todo el personal ha recibido capacitación en prevención y control de infecciones.
  • Se han brindado pautas exhaustivas de desinfección e higiene.
  • Los suministros para el cuidado del paciente, como mascarillas y desinfectante para manos, están siendo monitoreados y utilizados.
  • Se han revisado los contratos de servicios de limpieza para obtener ayuda adicional.
  • Los artículos del equipo de protección personal se revisan periódicamente para garantizar que su almacenamiento sea adecuado y seguro.
  • Se han mejorado los protocolos de detección.
  • Los carteles informativos de los CDC están exhibidos para proporcionar recordatorios importantes sobre los procedimientos adecuados de prevención de infecciones.
  • Hemos establecido una comunicación permanente con nuestro departamento de salud local para recibir importantes actualizaciones específicas para esta comunidad.

La seguridad de nuestros pacientes, sus familias y nuestros empleados es nuestra principal prioridad, y seguiremos firmes en nuestros esfuerzos para reducir cualquier riesgo asociado al COVID-19.

Los CDC han emitido una lista de consejos fáciles que pueden ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Cubra su tos o estornudos con un pañuelo desechable y luego tírelo inmediatamente.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que tocan con frecuencia.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Si está enfermo, quédese en casa, a menos que necesite recibir atención médica.

Para información detallada sobre el COVID-19, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

Signos y Síntomas del Trastorno Bipolar

Podemos ayudar a que tanto adolescentes como adultos se recuperen de sus condiciones emocionales, psiquiátricas o adictivas, brindándoles la confianza que necesitan para tener un futuro con esperanza.

Entender la Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar es una enfermedad mental severa que afecta a innumerables personas de todas las edades alrededor del mundo. Caracterizado por su capacidad de causar estragos en las vidas de aquellos que lo padecen, el trastorno bipolar hace que las personas experimenten cambios drásticos en su estado de ánimo, a tal grado que esto interfiere con su capacidad de funcionar adecuadamente a diario. Estas personas suelen presentar trastornos emocionales tan intensos que afectan su capacidad de cumplir con sus obligaciones, tener un rendimiento esperado en el trabajo o la escuela, interactuar socialmente e incluso encargarse de sus responsabilidades diarias aparentemente mundanas.

Cuando las personas son diagnosticadas con el trastorno bipolar, este padecimiento se clasifica en uno de tres tipos, dependiendo del tipo y la severidad de los síntomas presentes. A continuación se describen brevemente los tres tipos de trastorno bipolar:

El trastorno bipolar I es el más severo de los tres. Los individuos con el trastorno bipolar I experimentan cambios tan drásticos en su estado de ánimo que su capacidad para funcionar resulta significativamente obstaculizada y ocurren afectaciones en la mayoría de los aspectos de sus vidas, si no es que en todos. Los episodios de manía y depresión característicos del trastorno bipolar I pueden persistir durante periodos prolongados de tiempo antes de alternar o cambiar consistentemente, lo que se conoce como ciclos rápidos.

El trastorno bipolar II es una forma menos severa del trastorno bipolar I, en el cual los individuos experimentan episodios generalizados de depresión, además de uno o más episodios hipomaníacos. La hipomanía es una forma más leve de manía y la presencia de este síntoma es lo que distingue a un diagnóstico de trastorno bipolar II de un diagnóstico de depresión.

La ciclotimia se considera como el tipo de trastorno bipolar más leve. Los individuos con ciclotimia presentan episodios de depresión e hipomanía, pero estos episodios son significativamente menos severos que aquellos propios de las personas con el trastorno bipolar I o II.

Causas y Factores de Riesgo de la Trastorno Bipolar

En vez de existir una causa específica para la aparición del trastorno bipolar, los investigadores creen que hay varios componentes que contribuyen a su desarrollo. Considere lo siguiente:

Factores genéticos: Un factor de gran peso en el desarrollo del trastorno bipolar son los antecedentes genéticos de una persona. Los estudios han demostrado que los hijos nacidos de padres con un trastorno bipolar tienen una probabilidad 15 a 25% mayor de desarrollar esta enfermedad en comparación con los individuos que no tienen antecedentes genéticos similares. Además, se piensa que los hijos cuyos padres tienen un trastorno bipolar experimentan la aparición de los primeros síntomas 10 años antes que sus padres, en promedio.

Factores físicos: El desequilibrio químico en el cerebro es el factor más dominante en el desarrollo del trastorno bipolar. Los neurotransmisores son los químicos responsables de enviar mensajes a las distintas áreas del cerebro. Cuando ocurre un desequilibrio, el riesgo de que la persona experimente la aparición de los síntomas del trastorno bipolar se incrementa exponencialmente.

Factores ambientales: Los factores ambientales pueden jugar un papel en la aparición del trastorno bipolar cuando la persona tiene una predisposición genética a dicha enfermedad. Algunos de estos factores ambientales pueden darse cuando la persona experimenta un trauma,  presenta cambios importantes en su vida o es la víctima de una situación continua de abuso y/o abandono. Adicionalmente, los cambios químicos que ocurren en el cerebro cuando un individuo abusa de las drogas y/o el alcohol pueden ocasionar la aparición de los síntomas de una manera más temprana o más rápida si dicha persona tiene una predisposición genética a esta enfermedad.

Factores de Riesgo:

  • Antecedentes familiares de una enfermedad mental (especialmente si existen antecedentes de trastorno bipolar o depresión)
  • Presencia de una enfermedad mental existente (tal como ansiedad)
  • Antecedentes personales o familiares de abuso de sustancias nocivas
  • Ser víctima de distintos tipos de abuso o abandono (cuando existe una predisposición genética a este trastorno)
  • Experimentar un trauma severo (cuando existe una predisposición genética a este trastorno)
  • Pasar por cambios significativos o estresantes en la vida (cuando existe una predisposición genética a este trastorno)

Indicios y Síntomas de la Trastorno Bipolar

Los indicios y síntomas que son indicativos de la presencia del trastorno bipolar varían significativamente dependiendo de si la persona está teniendo un episodio de manía o un episodio depresivo. Adicionalmente, los síntomas generalmente se manifiestan de manera distinta en los adolescentes y los adultos. A continuación se enlistan algunos ejemplos de los posibles indicios y síntomas que pudiera presentar una persona que sufre de un trastorno bipolar, entre otros:

Síntomas del comportamiento:

  • Ausencias frecuentes de la escuela o del trabajo
  • Hablar con uno mismo
  • Actuar impulsivamente
  • Agresión verbal y/o física
  • Hipersexualidad
  • Comportamiento instigador
  • Conductas autolesivas
  • Responder a estímulos externos que otras personas no pueden ver o escuchar
  • Cambiar de un tema a otro al conversar con alguien
  • Intranquilidad
  • Iniciar varias actividades sin lograr terminarlas

Síntomas físicos:

  • Tics vocales y/o motrices
  • Alternar entre el insomnio y la hipersomnia
  • Rechinar los dientes
  • Fluctuaciones en la temperatura corporal
  • Cambios en los patrones de alimentación
  • Aumento o pérdida de peso
  • Alternar entre niveles elevados de energía y falta de energía
  • Respuesta de sobresalto exagerada
  • Estados de alerta intensificados

Síntomas cognitivos:

  • Fuga de ideas
  • Pensamientos acelerados
  • Incapacidad para concentrarse
  • Terrores nocturnos
  • Memoria de trabajo deficiente
  • Alucinaciones (generalmente en forma de alucinaciones visuales)
  • Delirio

Síntomas psicosociales:

  • Cambios drásticos en el estado de ánimo
  • Respuesta de sobresalto exagerada
  • Sentimientos exagerados de júbilo
  • Sentimientos falsos y problemáticos, además de manifestaciones de grandeza
  • Ansiedad excesiva
  • Periodos prolongados de excitabilidad emocional alternados con periodos de desapego emocional
  • Irritabilidad extrema
  • Agitación extrema
  • Fluctuación entre una autoestima inflada o drásticamente baja
  • Sentimientos de furia
  • Sentimientos debilitantes de depresión
  • Ideas suicidas

Si usted piensa que está teniendo una crisis o si tiene pensamientos de lastimarse a sí mismo o a otras personas, por favor llame al 9-1-1 o acuda de inmediato a la sala de emergencias más cercana.

Efectos de la Trastorno Bipolar

Cuando las personas sufren del trastorno bipolar y no reciben un tratamiento apropiado, pueden surgir varios efectos a largo plazo. Estos efectos varían dependiendo de la persona, pero pueden incluir los siguientes, entre otros:

  • Fracaso académico u ocupacional
  • Rechazo escolar
  • Ausencias frecuentes del trabajo
  • Aparición de conductas autolesivas
  • Aparición de síntomas sinónimos con otros padecimientos de salud mental
  • Abuso de sustancias nocivas
  • Aislamiento social
  • Problemas o trastornos con las interacciones sociales
  • Discordia en las relaciones
  • Conducta criminal, incluyendo encarcelamiento
  • Pensamientos y comportamientos suicidas

Trastornos Concurrentes

Existen muchos casos en los cuales las personas con un trastorno bipolar son diagnosticadas con un trastorno concurrente. En ocasiones, los síntomas adicionales presentes se sobreponen o reflejan a aquellos característicos del trastorno bipolar, por lo que se realiza un diagnóstico adicional para asegurar que la persona pueda recibir un tratamiento eficaz. Algunos ejemplos de las enfermedades mentales que pueden ocurrir junto con el trastorno bipolar incluyen:

  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de déficit de atención/hiperactividad
  • Trastornos de la alimentación
  • Trastornos de uso de sustancias nocivas
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos de la conducta
  • Trastorno de oposición desafiante

Sin el Hospital San Juan Capestrano no hubiese podido superar mi tristeza. ¡Me encuentro eternamente agradecida por su ayuda!

– Isabella R.