Precauciones adicionales que tomaremos en respuesta al coronavirus
Mientras continúan las actualizaciones sobre el impacto del coronavirus, queremos tomarnos un momento para informarle sobre nuestra decisión de implementar medidas preventivas más estrictas en el Hospital San Juan Capestrano con el fin de mantener a salvo a nuestros pacientes/clientes/invitados, sus familias y nuestros empleados. Todos los esfuerzos están guiados por y en cumplimiento de las recomendaciones distribuidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Tenga en cuenta que, por la seguridad de nuestros pacientes, de sus familias y de nuestro personal, ya no se permiten visitas en el Hospital San Juan Capestrano.

  • Esta restricción ha sido implementada de conformidad con las regulaciones corporativas y estatales vigentes para reducir aún más los riesgos asociados con el COVID-19.
  • Por ahora se están investigando métodos alternativos de comunicación, incluyendo la telesalud, que se podrán ofrecer cuando se considere clínicamente apropiado.

Para información específica relacionada con estos cambios y limitaciones, por favor contáctenos directamente.

Monitoreamos las actualizaciones de los CDC constantemente para garantizar que todas las pautas que seguimos sean con base en la información más reciente.

  • Todo el personal ha recibido capacitación en prevención y control de infecciones.
  • Se han brindado pautas exhaustivas de desinfección e higiene.
  • Los suministros para el cuidado del paciente, como mascarillas y desinfectante para manos, están siendo monitoreados y utilizados.
  • Se han revisado los contratos de servicios de limpieza para obtener ayuda adicional.
  • Los artículos del equipo de protección personal se revisan periódicamente para garantizar que su almacenamiento sea adecuado y seguro.
  • Se han mejorado los protocolos de detección.
  • Los carteles informativos de los CDC están exhibidos para proporcionar recordatorios importantes sobre los procedimientos adecuados de prevención de infecciones.
  • Hemos establecido una comunicación permanente con nuestro departamento de salud local para recibir importantes actualizaciones específicas para esta comunidad.

La seguridad de nuestros pacientes, sus familias y nuestros empleados es nuestra principal prioridad, y seguiremos firmes en nuestros esfuerzos para reducir cualquier riesgo asociado al COVID-19.

Los CDC han emitido una lista de consejos fáciles que pueden ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Cubra su tos o estornudos con un pañuelo desechable y luego tírelo inmediatamente.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que tocan con frecuencia.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Si está enfermo, quédese en casa, a menos que necesite recibir atención médica.

Para información detallada sobre el COVID-19, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

Signos y Síntomas de la Adicción a la Heroína

Podemos ayudar a que tanto adolescentes como adultos se recuperen de sus condiciones emocionales, psiquiátricas o adictivas, brindándoles la confianza que necesitan para tener un futuro con esperanza.

Entender la Adicción a la Heroína

La heroína es una droga ilegal sintetizada de la morfina y elaborada utilizando la planta de amapola. Esta droga hace que las personas no puedan sentir dolor cuando se encuentran bajo su influencia. La presentación más común de la heroína es como un polvo blanco o café o una sustancia negra y pegajosa que suele ser fumada o inyectada por los usuarios. Esta peligrosa droga es absorbida rápidamente por el cuerpo y puede producir sensaciones de euforia instantáneas, mismas que pueden afectar considerablemente las habilidades motrices y cognitivas de una persona.

El subidón que produce la heroína puede durar varias horas y causar síntomas de privación dolorosos y angustiantes cuando la persona se convierte en un usuario asiduo de esta sustancia. Debido a lo desagradable que son los síntomas de privación de la heroína, las personas se vuelven adictas y desarrollan una tolerancia a esta droga, lo que representa un riesgo significativo, ya que al incrementar la cantidad de esta droga puede producirse una sobredosis.

Además del riesgo constante de sufrir de una sobredosis cuando una persona desarrolla una adicción a la heroína, existen otros efectos adversos que pueden tener un impacto significativo en la vida de dicha persona. Afortunadamente, existen opciones de tratamiento viables que pueden ayudar a la persona a dejar la heroína y a recibir la atención necesaria para recuperarse y dejar el hábito.

Causas y Factores de Riesgo del Abuso de Heroína

Debido a que las investigaciones no han logrado identificar el motivo por el cual algunas personas se vuelven adictas a la heroína y otras no luchan con este tipo de abuso de sustancias, muchos especialistas en adicciones y profesionistas en el campo de la salud mental coinciden en que existen diversas influencias que pueden causar una adicción a la heroína. A continuación aparecen algunas explicaciones más detalladas sobre estas influencias:

Factores genéticos: Numerosas investigaciones han demostrado que la adicción puede heredarse de los padres biológicos. En muchos casos, los individuos con una adicción a la heroína tienen un pariente de primer grado que también luchó con algún tipo de adicción. Por el contrario, si una persona tiene antecedentes familiares de adicciones, es más probable que él o ella desarrolle un problema con alguna sustancia nociva, tal como la heroína.

Factores físicos: Las personas que abusan crónicamente de la heroína tienen una alta probabilidad de sufrir de desequilibrios químicos y cambios estructurales en el cerebro. Debido a la composición química de la heroína, los adictos tienen una menor capacidad de experimentar el dolor como resultado de su uso. Cuando esta sustancia está presente en el cuerpo de una persona, los químicos del cerebro sufren un efecto adverso y no pueden transmitir eficientemente los mensajes para indicar el dolor a otras partes del cuerpo. Además, ocurren ciertos cambios estructurales en respuesta al uso prolongado de la heroína, mismos que pueden dañar permanentemente el funcionamiento cognitivo de una persona.

Factores ambientales: Los especialistas en adicciones coinciden en que existen ciertos factores ambientales que pueden hacer que una persona utilice la heroína. Las personas cuyos entornos domésticos son particularmente estresantes o aquellas que viven en comunidades donde esta droga peligrosa es fácil de conseguir son más propensas a utilizarla y a abusarla en algún momento de sus vidas. Además, los individuos que han sufrido de experiencias traumáticas también corren un mayor riesgo de abusar de la heroína cuando no cuentan con aptitudes sanas para afrontar los problemas y no tienen un sistema de apoyo adecuado.

Factores de Riesgo:

  • Ser hombre
  • Carencia de un sistema de apoyo
  • Niveles de estrés elevados
  • Exposición al trauma
  • Acceso a la heroína
  • Antecedentes familiares de abuso de sustancias
  • Antecedentes familiares de enfermedades mentales
  • Antecedentes personales de enfermedades mentales
  • Baja autoestima

Indicios y Síntomas del Abuso de Heroína

Existen diversos indicios y síntomas que las personas pueden monitorear si sospechan que un amigo o pariente está utilizando la heroína. Estos indicios pueden variar en severidad, dependiendo del tiempo durante el cual el individuo ha sido adicto a esta droga ilegal. En caso de que el individuo vaya a recibir un tratamiento para la adicción a la heroína, es imperativo reportar la presencia de cualquiera de los siguientes indicios o síntomas a un profesionista de salud mental, de manera que el plan de tratamiento pueda incluir la atención de cualquier síntoma existente:

Síntomas del comportamiento:

  • Utilizar camisas/blusas de manga larga o pantalones cuando el clima no amerite este tipo de ropa
  • Arrastrar las palabras al hablar
  • Participar en conductas riesgosas
  • Episodios de hiperactividad
  • Incapacidad para cumplir con las responsabilidades
  • Pellizcarse o rascarse la piel
  • Mayor necesidad de dormir

Síntomas físicos:

  • Escozor
  • Marcas o sitios visibles donde se han aplicado inyecciones
  • Costras o moretones en la piel
  • Resequedad de la boca
  • Secreciones nasales
  • Pérdida rápida de peso
  • Náusea
  • Vómito

Síntomas cognitivos:

  • Paranoia
  • Desorientación
  • Incapacidad para tomar buenas decisiones
  • Dificultad para concentrarse

Síntomas psicosociales:

  • Disminución en el interés por las cosas que anteriormente se disfrutaban
  • Estado de ánimo inestable o impredecible
  • Poco autocontrol
  • Sentimientos de ansiedad
  • Euforia

Si usted piensa que está teniendo una crisis o si tiene pensamientos de lastimarse a sí mismo o a otras personas, por favor llame al 9-1-1 o acuda de inmediato a la sala de emergencias más cercana.

Efectos del Abuso de Heroína

Es probable que las personas que utilizan y/o abusan de la heroína presenten diversas consecuencias adversas en distintas áreas de sus vidas. A continuación se enlistan algunos ejemplos de las consecuencias que pudieran evitarse si la persona obtiene un tratamiento para la adicción a la heroína:

  • Colapso de las venas
  • Daños al funcionamiento de los pulmones
  • Encarcelamiento
  • Violencia doméstica
  • Abuso y/o abandono de menores
  • Exposición a enfermedades infecciosas
  • Daños en los órganos vitales
  • Indigencia
  • Pobreza
  • Discordia familiar
  • Pérdida del empleo
  • Mal desempeño académico
  • Abscesos en los sitios de inyección
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedad del hígado
  • Divorcio
  • Mayor interacción con el sistema legal
  • Sobredosis
  • Muerte

Trastornos Concurrentes

Muchas personas que abusan de la heroína sufren de algún tipo de enfermedad mental. A menudo, este tipo de abuso de sustancias ocurre cuando el usuario está tratando de lidiar, aunque de una manera insalubre, con los síntomas sinónimos de uno o más padecimientos de salud mental. Estas son algunas de las enfermedades mentales más comúnmente diagnosticadas que presentan los usuarios de la heroína:

  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno de déficit de atención/hiperactividad
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos depresivos
  • Esquizofrenia
  • Adicción o abuso de otras sustancias
  • Trastorno bipolar

Efectos de Privación y Sobredosificación

Privación de la heroína: Es común que los usuarios de la heroína presenten síntomas de privación al suspender el uso de esta droga dañina. En la mayoría de los casos, la privación de la heroína es dolorosa y conlleva a un uso continuo de esta droga para evitar los malestares relacionados con dicha privación. Adicionalmente, algunos síntomas de privación pueden poner en riesgo la vida y requerir de atención médica de emergencia para evitar que se presenten riesgos de salud adicionales. Los siguientes síntomas pudieran indicar que un individuo está experimentando una privación de la heroína:

  • Vómito
  • Diarrea
  • Dolor muscular
  • Dolor en los huesos
  • Ansias o deseos intensos de heroína
  • Agitación
  • Intranquilidad
  • Escalofríos
  • Movimientos musculares no controlados
  • Náusea

Sobredosis de heroína: La adicción a la heroína indudablemente pone a la persona en riesgo de sufrir de una sobredosis de esta droga. Mientras que el desenlace más grave es la muerte, la sobredosis causada por el uso excesivo de la heroína puede producir una serie de efectos devastadores que ponen en riesgo la vida si la persona no recibe atención médica cuando aparezcan los primeros indicios de una sobredosis. Los siguientes son algunos indicios prominentes de sobredosis, mismos que requieren de atención médica lo antes posible para evitar que ocurra un desenlace fatal:

  • Desorientación
  • Hipotensión
  • Espasmos musculares
  • Decoloración de la lengua
  • Contracción de las pupilas
  • Ataques
  • Estado de coma
  • Resequedad de la boca
  • Somnolencia
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad en el pulso
  • Delirio

El Hospital San Juan Capestrano me enseñó técnicas que necesitaba para poder vivir una vida sana, sin adicción.

– Carlos D.