Precauciones adicionales que tomaremos en respuesta al coronavirus
Mientras continúan las actualizaciones sobre el impacto del coronavirus, queremos tomarnos un momento para informarle sobre nuestra decisión de implementar medidas preventivas más estrictas en el Hospital San Juan Capestrano con el fin de mantener a salvo a nuestros pacientes/clientes/invitados, sus familias y nuestros empleados. Todos los esfuerzos están guiados por y en cumplimiento de las recomendaciones distribuidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Tenga en cuenta que, por la seguridad de nuestros pacientes, de sus familias y de nuestro personal, ya no se permiten visitas en el Hospital San Juan Capestrano.

  • Esta restricción ha sido implementada de conformidad con las regulaciones corporativas y estatales vigentes para reducir aún más los riesgos asociados con el COVID-19.
  • Por ahora se están investigando métodos alternativos de comunicación, incluyendo la telesalud, que se podrán ofrecer cuando se considere clínicamente apropiado.

Para información específica relacionada con estos cambios y limitaciones, por favor contáctenos directamente.

Monitoreamos las actualizaciones de los CDC constantemente para garantizar que todas las pautas que seguimos sean con base en la información más reciente.

  • Todo el personal ha recibido capacitación en prevención y control de infecciones.
  • Se han brindado pautas exhaustivas de desinfección e higiene.
  • Los suministros para el cuidado del paciente, como mascarillas y desinfectante para manos, están siendo monitoreados y utilizados.
  • Se han revisado los contratos de servicios de limpieza para obtener ayuda adicional.
  • Los artículos del equipo de protección personal se revisan periódicamente para garantizar que su almacenamiento sea adecuado y seguro.
  • Se han mejorado los protocolos de detección.
  • Los carteles informativos de los CDC están exhibidos para proporcionar recordatorios importantes sobre los procedimientos adecuados de prevención de infecciones.
  • Hemos establecido una comunicación permanente con nuestro departamento de salud local para recibir importantes actualizaciones específicas para esta comunidad.

La seguridad de nuestros pacientes, sus familias y nuestros empleados es nuestra principal prioridad, y seguiremos firmes en nuestros esfuerzos para reducir cualquier riesgo asociado al COVID-19.

Los CDC han emitido una lista de consejos fáciles que pueden ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Cubra su tos o estornudos con un pañuelo desechable y luego tírelo inmediatamente.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que tocan con frecuencia.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Si está enfermo, quédese en casa, a menos que necesite recibir atención médica.

Para información detallada sobre el COVID-19, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

Signos y Síntomas de la Demencia

Podemos ayudar a que tanto adolescentes como adultos se recuperen de sus condiciones emocionales, psiquiátricas o adictivas, brindándoles la confianza que necesitan para tener un futuro con esperanza.

Entender la Demencia

La demencia se refiere a un conjunto de síntomas que son el resultado de trastornos en la capacidad de funcionamiento cognitivo de una persona. Las personas con demencia suelen tener problemas severos con su memoria, deficiencias significativas con el funcionamiento intelectual y dificultad para mantener el control de sus emociones. Adicionalmente, las personas que sufren de demencia frecuentemente pierden la capacidad de mantener el buen juicio y de resolver los problemas con precisión. La demencia también puede ocasionar cambios drásticos en la personalidad y el desarrollo de problemas del comportamiento. Se piensa que existen cerca de 50 distintas causas que pueden conllevar a la aparición de la demencia, siendo la enfermedad de Alzheimer la causa más común. Sin embargo, la demencia en sí puede clasificarse de distintas maneras dependiendo del área del cerebro que se haya dañado y los síntomas que resulten de dicho daño.

Se sabe que la demencia es una enfermedad progresiva, lo que infiere que empeora gradualmente con el paso del tiempo. Aunque hay muchos tipos de demencia que no pueden curarse, los síntomas pueden controlarse mediante la implementación de un tratamiento adecuado. Por otro lado, existen algunos tipos de demencia, tales como aquellos causados por una reacción a ciertas infecciones o por el consumo de ciertos medicamentos, que pueden ser reversibles con el tratamiento. En cualquier caso, es imperativo recibir el tratamiento para la demencia lo más pronto posible.

Causas y Factores de Riesgo de la Demencia

La aparición de la demencia es el resultado de un daño en las neuronas del cerebro y existen múltiples factores que pueden originar su desarrollo. Los siguientes son algunos ejemplos de las distintas causas y los factores de riesgo que contribuyen a la aparición de la demencia según los investigadores.

Factores genéticos: Las investigaciones han demostrado que ciertas mutaciones genéticas específicas pueden elevar significativamente el riesgo de desarrollar demencia, lo que sustenta la hipótesis de que este padecimiento tiene un fuerte componente hereditario. Los genes que influyen en las probabilidades de desarrollar cualquier tipo de enfermedad se dividen en dos categorías: genes de riesgo y genes deterministas. De acuerdo con la Alzheimer’s Association, ambos genes han sido identificados en personas que sufren de ciertos tipos de demencia.

Factores físicos: Las investigaciones han determinado que la demencia es causada por la degeneración de varias células en una parte del cerebro conocida como corteza cerebral. La corteza cerebral es responsable de controlar los pensamientos, los recuerdos y las acciones de una persona, además de ciertos aspectos de su personalidad. Estas células del cerebro mueren a una velocidad más rápida de lo normal, lo que resulta en la aparición de un deterioro cognitivo.

Factores ambientales: Algunos especialistas consideran que hay distintos factores ambientales que pueden jugar un papel en el desarrollo de la demencia. Los estudios han demostrado que la exposición a productos químicos como el aluminio, el plomo y las partículas aéreas contaminadas pueden contribuir a la aparición de la demencia. Adicionalmente, cuando los individuos se exponen a estos productos tóxicos, su riesgo de presentar esta afectación en el funcionamiento cognitivo se desarrolla a una edad más temprana.

Factores de Riesgo:

  • Antecedentes familiares de demencia
  • Edad avanzada
  • Exposición a ciertos productos químicos tóxicos
  • Presencia del síndrome de Down
  • Fumar
  • Obesidad
  • Nivel elevado de colesterol
  • Presencia de infecciones que afecten al cerebro, tales como VIH/SIDA o sífilis

Indicios y Síntomas de la Demencia

Debido a que existen diversos tipos de demencia y que cada tipo de demencia afecta a diferentes aspectos del cerebro, los indicios y síntomas de la demencia invariablemente varían de una persona a otra. Algunos ejemplos de estos diversos síntomas pueden incluir:

Síntomas del comportamiento:

  • Aislamiento social
  • Dificultades de lenguaje
  • Comportamiento violento sin provocaciones
  • Dificultades para organizar
  • Dificultades para planear
  • Aparición de conductas inapropiadas e inexplicables
  • Requerir de ayuda repentinamente al realizar tareas complejas

Síntomas físicos:

  • Debilidad muscular
  • Temblores
  • Pérdida repentina de peso
  • Trastornos del sueño
  • Afectación del equilibrio
  • Afectación de las funciones motrices
  • Pérdida en el control de la micción y/o las evacuaciones
  • Incapacidad para mantener una higiene adecuada

Síntomas cognitivos:

  • Incapacidad para reconocer objetos
  • Incapacidad repentina para utilizar las habilidades de razonamiento apropiadas
  • Afectación de la percepción
  • Trastornos en la capacidad de comprensión
  • Falta del buen juicio
  • Ausencia del pensamiento abstracto
  • Pérdida/afectación de la memoria
  • Incapacidad para prestar atención

Síntomas psicosociales:

  • Alucinaciones
  • Delirio
  • Paranoia
  • Psicosis
  • Alteraciones significativas en el estado de ánimo que no sean típicas de la persona
  • Mayores niveles de irritabilidad y agitación

Efectos de la Demencia

Cuando las personas sufren de demencia, los efectos propios de este padecimiento no sólo afectan sus vidas de una manera significativa, sino también las vidas de los miembros de su familia. Algunos ejemplos de los efectos que pueden resultar de la demencia incluyen:

  • Mayores niveles de agresión
  • Realización de actividades repetitivas
  • Repetir las palabras al hablar
  • Extraviarse en lugares conocidos
  • Pérdida de la capacidad para reconocer caras conocidas
  • Pérdida de la memoria a largo plazo
  • Sospechar excesiva e innecesariamente de otras personas

Trastornos Concurrentes

Es común que los individuos que sufren de demencia también presenten síntomas de otros padecimientos de salud física o mental. Los síntomas de la demencia pueden conllevar a la aparición de dichas enfermedades, o bien, estas enfermedades pueden causar la aparición de los síntomas de la demencia. Algunos ejemplos de estas enfermedades pueden incluir los siguientes, entre otros:

  • Lesiones traumáticas del cerebro
  • Psicosis
  • Trastornos de uso de sustancias nocivas
  • Trastornos depresivos
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Otros trastornos de ansiedad

Aunque tenía miedo de pedir ayuda por mi ansiedad, ir al Hospital San Juan Capestrano fue la mejor decisión que tomé para mejorar mi salud.

– Sofia H.